Internacional

75 años de la ordenación de los primeros sacerdotes burkineses

Burkina Faso, un jubileo multitudinario de sacerdotes

Los Padres Blancos informan del jubileo sacerdotal que tuvo lugar el 6 de mayo en el Santuario de Yagma, en Burkina Faso. Allí se reunieron los obispos y sacerdotes de Burkina Faso y de Níger – integrados en una única Conferencia Episcopal – para conmemorar los 75 años de la ordenación de los primeros sacerdotes burkineses. En estos “75 años de sacerdocio”, se han ordenado 1.303 sacerdotes, de los que 135 han fallecido.

De todos los rincones del país, obispos, sacerdotes y religiosas, se reunieron al pie del santuario mariano para dar gracias a Dios por este gran jubileo sacerdotal, con una preciosa y alegre eucarística marcada por la homilía, los cantos y los bailes.

El Santuario de Yagma, está situado a 15 kilómetros de Uagadugú, la capital de Burkina, y se levantó en 1968 como lugar de peregrinación mariana. Se encuentra en una colina poco elevada donde se ha construido una reproducción de la gruta de Lourdes.

“75 años no son 75 días. Esto muestra la importancia del evento que hemos celebrado. Fue el 2 de mayo de1942 que nuestros primeros tres sacerdotes fueron ordenados: Joseph Ouédraogo, Zacharie Nikiema, Paul Zoungrana de Uagadugú. Es un evento que hemos querido conmemorar dando gracias al Señor, una celebración de acción de gracias, de esperanza”, recordó el Cardenal Philippe Ouédraogo, arzobispo de Uagadugú.

A los sacerdotes les dijo: “Amaos los unos a los otros como Cristo nos amó. Permanecer en el amor de Cristo, que es nuestro maestro, es centrarse en Él en una imitación radical de vida. Darse al servicio de los demás es el ancla necesaria e indispensable para nuestro ministerio sacerdotal. Para la vida personal y pastoral en camino hacia el centenario, dos aspectos me parecen importantes y resumen lo esencial: la santidad y la misión. La vocación de los sacerdotes es una vocación a la perfección de la santidad. Para lograr mejor esta vocación, común a todos los bautizados, este aniversario nos da la oportunidad de entrar en una dinámica de conversión profunda del corazón”.

Como conclusión, Anselme Zoungrana, Secretario General de la Comisión Episcopal del Clero, afirmó que “después de 75 años, nos faltaba reflexionar para ver los desafíos que enfrentamos hoy. La misión sigue siendo la misma: es Jesucristo, que nos envía a anunciar que ha resucitado, bautizar, y trabajar para que todos se conviertan, empezando por nosotros mismos. Tras 75 años, era bueno detenerse un momento para hacer una evaluación y reiniciar nuestro trabajo”.

OMPRESS-BURKINA FASO (19-05-17)

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.