Iglesia en España Última hora

7 de cada 10 alumnos eligen la asignatura de Religión en Ávila

En la diócesis de Ávila, 7 de cada 10 alumnos eligen la asignatura de Religión, sumando centros concertados y privados. Se trata de casi 20.000 alumnos, repartidos entre los 78 centros públicos y los 10 concertados, de los que tres son diocesanos. Así lo ha informado el obispado, que también expone que, en toda la comunidad autónoma de Castilla y león, son 195.000 alumnos los que eligen la asignatura, un porcentaje casi idéntico al de Ávila.

En la red pública de Ávila hay 56 profesores s dedicados en exclusiva a impartir la asignatura de Religión y Moral Católica, que han accedido a su plaza por reunir las condiciones académicas y eclesiales establecidas tanto en los acuerdos Iglesia-Estado como en la legislación educativa. A ellos hay que sumar otros 89 docentes que desarrollan la materia, junto con otras asignaturas, en los centros concertados de la provincia de Ávila.

Por ello, desde la Delegación de Enseñanza de la diócesis de Ávila se quiere «animar a las familias a matricular a sus hijos en clase de religión, una actividad académica diferente a la catequesis pero complementaría que, entre otras cosas, contribuye a la formación integral de los alumnos y proporciona herramientas para la comprensión de la sociedad y la cultura occidental». Según los acuerdos Iglesia-Estado y la legislación española, la enseñanza escolar de religión es  de libre elección para las familias y alumnos, pero de obligada oferta para los centros, que deben hacer visible la posibilidad de optar por esta asignatura en los modelos de matriculación.

Campaña #ReliesMas

Recientemente, las delegaciones diocesanas de enseñanza de Castilla y León han promovido un movimiento en redes denominado #ReliEsMas que ha alcanzado una destacada visibilidad al conseguir ser tendencia en Twitter, con más de 100.000 impactos lanzados. Desde estas delegaciones se expresa « el deseo de que esta asignatura sea contemplada en la próxima Ley de Educación en línea con los modelos educativos europeos, disfrutando de una carga lectiva suficiente, con alternativa curricular para los que no la elijan y con plena evaluabilidad académica». Unas reivindicaciones que, hasta la fecha, no han sido atendidas por la ministra de Educación, Isabel Celaá.

Print Friendly, PDF & Email