Diócesis Iglesia en España

68º edición de la bajada de la Virgen de los Reyes en el Hierro (Tenerife)

virgen-de-los-reyes-el-hierro

68º edición de la bajada de la Virgen de los Reyes en el Hierro (Tenerife)

Después de una tranquila noche, a las cinco de la mañana de este sábado, seis de julio, el grupo de bailarines de Sabinosa rompió el silencio para realizar la llamada «Venia» a la Virgen de Los Reyes, momento de gran intensidad emotiva ya que supone el pistoletazo de salida de la presente edición de estas fiestas cuatrienales.

Posteriormente, el Vicario General, Antonio Pérez, presidió en el Santuario la Misa. Él mismo ha expresado su alegría al poder participar en su sexta Bajada: «un camino de fe y esperanza que simboliza un poco lo que es la vida. Una jornada intensa, donde se suceden momentos de luz y otros de mayor dificultad; distintos paisajes, multitud de personas que comparten gozos, esfuerzos, mesa, fe, identidad», señaló. «En definitiva, experiencias, en las cuales todos y cada uno acompañados y acompañamos a la Virgen y a su hijo Jesucristo, hasta llegar alegremente cansados a la parroquia de la Villa». En el momentto de la celebración eucarística se contó con la presencia del Presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero; el Presidente del Cabildo Insular de El Hierro, Alpidio Armas; así como la Directora Insular de la Administración General del Estado, Consolación Pérez; los alcaldes de Valverde, Juan Manuel García; de Frontera, David Cabrera; y de El Pinar, Juan Miguel Padrón

Antonio Pérez recordó en su homilía el Voto que dio origen a la Bajada, realizado para «con cordial devoción dar gracias a la Reina de los ángeles con algún servicio y obsequio que sea de su mayor agrado y culto». En este sentido se preguntó: ¿Qué vamos a regalar a la patrona estos días, esta jornada? ¿Qué le agrada a ella? Pérez propuso a todos regalarle unas mejores vidas, una fe más auténtica y una mejor y mayor atención a los pobres».

Igualmente, el Vicario General, Antonio Pérez destacó el hecho de que esta cuatrienal cita con la patrona es una oportunidad espléndida para manifestar la concordia y la unidad de todos. «Esa expresión de unión, en la rica diversidad, es la que manifestamos muy bien al «tender los paños» en la Cruz de los Reyes, o al entregarnos unos a otros la imagen y la guía del baile en cada Raya, o al gritar juntos: ¡Viva la Virgen, Viva!, o al proferir en grito de común alegría los aijiies, o al caminar cerca del Corso de la patrona con la bandera blanca ondeando, en su pequeño mástil, mientras recorre «el camino de la Virgen», o al reunirnos devotos de toda condición, en la única mesa y el único altar, de una parroquia para celebrar el banquete de la Eucaristía», apostilló.

Miles de personas acompañaron a la patrona a lo largo del llamado Camino de la Virgen, desde las seis de la mañana hasta la media noche, cuando la patrona entraba en la parroquia matriz de la capital herreña. Habían pasado dieciocho horas desde el comienzo de la Bajada. Todo transcurrió con devoción y alegría. El alcalde de Valverde en la zona conocida como el cementerio de S. Juan había realizado el recibimiento oficial a la Virgen, a la cual entregó el bastón de mando. Ya en el templo. Pedro José Pérez, el anterior Arcipreste, fue el encargado, como marcan los cánones de este día, de dar la bienvenida a la patrona, que, previamente, había sido entrada en el templo por el clero.

Durante estos días se está realizando el novenario en honor a la Virgen. Lo preside estos días un sacerdote de familia herreña, Javier Fernández, Secretario de la Nunciatura Apostólica en España.

 

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.