Internacional

30 aniversario del asesinato de la misionera Cleusa en el Amazonas

30 aniversario del asesinato de la misionera Cleusa en el Amazonas

El 28 de abril de 1985 la misionera agustina recoleta Cleusa Carolina Rody Coelho fue asesinada en el Río Passiá, en la selva amazónica situada en el municipio de Lábrea, Amazonas, Brasil, por su defensa de los derechos indígenas. La Prelatura de Lábrea, encomendada a los agustinos recoletos, ha abierto el pasado 26 de octubre las celebraciones por el trigésimo aniversario del asesinato de esta misionera, Cleusa Carolina Rody Coelho, por su activa participación en la evangelización de la Amazonia mediante la defensa de los derechos de los pueblos indígenas.

El próximo mes de abril del año 2015 se cumplirán los 30 años de este martirio, por lo que la Iglesia de Lábrea ha convocado a todos sus miembros y familias para una gran celebración de homenaje a esta religiosa mártir. En este sentido, la Iglesia Católica en Lábrea mantiene muy viva la memoria de la hermana Cleusa, hasta el punto de que cada año celebra la fecha de su asesinato con una importante manifestación popular que recorre las calles y una campaña de sensibilización contra los prejuicios y la aún necesaria lucha por los derechos de los indígenas, hoy ya con tierras reconocidas, pero con graves deficiencias en la atención del Estado en materias como la salud, educación o formación profesional para la generación de renta para las familias.

La reciente visita del cardenal Claudio Hummes, franciscano y presidente de la Comisión Especial para la Amazonia nombrada por el Papa Francisco, se ha aprovechado para abrir oficialmente estas celebraciones que culminarán el próximo mes de abril.

En la apertura de este aniversario, cuentan los agustinos recoletos, el obispo de la Prelatura de Lábrea, el también agustino recoleto Jesús Moraza, leyó una carta de la hermana Josefina Casagrande, priora provincial de la Provincia de Santa Rita de las Misioneras Agustinas Recoletas, a la que pertenecía la hermana Cleusa.

“Quiero manifestar mi alegría por la visita del Cardenal Hummes a Lábrea en este marco de la apertura de los 30 años del martirio de la hermana Cleusa. Una Iglesia que hace memoria de sus mártires es una Iglesia viva, actuante, profética, que se hace eco de la voz de sus hijos e hijas que, como el Maestro, supieron dar la vida por la Vida, por el Reino. Esto muestra que la Iglesia de Lábrea está muy viva (…) Ojalá un día Cleusa sea reconocida oficialmente como alguien que vivió el Evangelio hasta sus últimas consecuencias, mostrando que, con la gracia de Dios, esto es posible también en nuestros días”, señalaba la priora provincial.

Mons. Hummes celebró la eucaristía junto a la tumba de Cleusa en la capilla de la comunidad eclesial de base de Nuestra Señora de Fátima. Al finalizar, el cardenal pidió que se rezara una oración especial para que siga adelante el proceso de canonización de Cleusa, iniciado el 2 de octubre de 1991.

OMPRESS-BRASIL (13-11-14)

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.