Santa Sede

23 nuevos Guardias Suizos jurarán fidelidad al Papa Francisco


Este viernes 6 de mayo por la tarde juran fidelidad a la Iglesia y al Papa 23 reclutas de la Guardia Suiza, en el patio San Damián del Palacio Apostólico.

El jueves al medio día iniciaron los eventos previos, con un concierto de orquesta en el ‘barrio suizo’ del Vaticano, seguido por un encuentro con la prensa por parte del comandante del Cuerpo, Christoph Graf, poco antes de la vigilia de oración presidida por el papa Francisco en la basílica de San Pedro, ‘Enjugar las lágrimas’, referida a una de las siete obras de misericordia de la Iglesia.

El viernes por la mañana se celebrará la santa misa, en la basílica de San Pedro, presidida por el cardenal Pietro Parolin, secretario de estado de la Santa Sede, seguida por una ceremonia breve pero sentida que recuerda a los Guardias Suizos caídos en combate, y por la tarde es la ceremonia del juramento.

ZENIT pudo conversar con uno de los 23 reclutas, suizo del cantón italiano, quien comentó la emoción de poder jurar servir al Papa y a la Iglesia.

“Soy Mauro Giovanola, vivo en Breganzona cerca de Lugano, en el Cantón Ticino. Hace tres meses que estoy aquí en la Guardia Suiza y listo para jurar”, nos dijo. Precisó que “ha sido una decisión personal, y tuve mucho apoyo de mi familia, de mi parroquia y de mis amigos”. Señaló que antes de venir al Vaticano hizo la Escuela de reclutas en la ciudad suiza de Friburgo y después decidió venir aquí.

Mauro, interrogado sobre su fe, dijo que es católico y consciente de que el juramento “es un compromiso moral, una obligación que nos hemos tomado y tendremos que respetarlo, de lo contrario no tendría sentido”.

El joven suizo señaló que ellos tienen como primera misión “proteger al Santo Padre”, y también “controlar las entradas y salidas de la Ciudad del Vaticano, hacer servicio de orden en la plaza durante las audiencias, realizar el servicio de honor, o sea, ser centinela durante las audiencias”.

Giovanola, que este viernes pasará a ser soldado del ejército más pequeño y famoso del mundo, reconoció que “como en toda escuela de reclutas el entrenamiento tiene una parte dura”, pero también existe la parte sencilla.

Sobre su permanencia aseguró: “Estaré al menos dos años, pero puede ser tres o más. En este período me ha gustado la parte de ser guardias, pero también estar en el Vaticano porque soy católico”. Pero lo que más me ha gustado –precisó Mauro– es el ambiente en el cuartel, he hecho muchos amigos y el servicio en la plaza con los peregrinos que vienen para asistir a las ceremonias del Santo Padre es muy emocionante.

Una misión que tiene su lado peligroso, pues reconoce que “como guardias tenemos el aspecto la seguridad” si bien “lo más particular es trabajar cerca del Santo Padre todos los días, y aunque no siempre estamos en contacto directo, asistimos a muchas ceremonias en las que él esta”.

Estamos en un cuartel –señala el futuro juramentado– pero tenemos por así decir nuestra parroquia, con las misas los días festivos y los domingos. Durante algunos turnos de guardia, por ejemplo, se pueden hacer otras actividades e incluso rezar el rosario, pero eso, asegura, depende de cada uno.

Señaló también que está al corriente de que cada año algún Guardia Suizo al concluir su servicio se hacía sacerdote, y sonriendo dice “pero eso no lo sabe nadie, hasta que a alguien le llega la llamada”.

Sergio Mora

Foto: Mauro, un recluta de la Guardia Suiza el día antes del juramento (Foto ZENIT cc)

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).-

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
23 nuevos Guardias Suizos jurarán fidelidad al Papa Francisco, 9.0 out of 10 based on 1 rating
Print Friendly, PDF & Email