Revista Ecclesia » 18 de diciembre: Día Internacional del Migrante
Destacada Última hora

18 de diciembre: Día Internacional del Migrante

La Red Migrantes con Derechos se une a la celebración del Día Internacional del Migrante que este año centra la atención en el potencial de la Movilidad Humana a través de la publicación del documento: Sostener la mirada profética sobre las Devoluciones Sumarias, elaborado por la Comisión de Incidencia Política.

Lucha por los derechos de los migrantes

Desde el año 2016, la Red Migrantes con Derechos decidió centrar su incidencia política en la derogación de la disposición adicional décima de la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, añadida a dicha ley a través de la disposición final primera de la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana.

https://twitter.com/migrantes_sj/status/1471776703869558785?s=20

Esta norma daba cobertura legal a las devoluciones sumarias que practicaba la Guardia Civil en las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla, creando una figura denominada rechazo en frontera. En virtud de esta decisión y queriendo hacer pública esta realidad de la Frontera Sur se diseñó la campaña de sensibilización #DevolucionesSumariasNo entendiendo que las “devoluciones en caliente” son una vulneración de los derechos de las personas migrantes.

El documento ofrecido da una mirada amplia sobre esta situación y pone en valor la presencia de instituciones de la Iglesia católica que acompañan, sirven y defienden a personas migrantes y refugiadas en ambos lados de la frontera hispano-marroquí en el Norte de África.

Respeto a los Derechos Humanos

De algún modo, las obras de refuerzo de las vallas y de los sistemas de vigilancia, así como todo el aparato de devoluciones, tienen una finalidad política: transmitir a la opinión pública la sensación de que todo está bajo control. Sin embargo, existe otro principio en juego y es el respeto a los Derechos Humanos también en la gestión de las fronteras.

Como reflexión final exponen que «desviar la mirada y dejar de articular una voz, con toda la exigencia de purificación que comporta la certeza de encontrarse ante Dios, sería pecado».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa

Últimas entradas