Revista Ecclesia » 170 niños celebran en París, rezando y cantando, los 170 años de la Infancia Misionera
infancia-misionera
Internacional

170 niños celebran en París, rezando y cantando, los 170 años de la Infancia Misionera

170 niños celebran en París, rezando y cantando, los 170 años de la Infancia Misionera

Con motivo de la celebración de los 170 años de la Obra Pontificia de Infancia Misionera, Grégory Turpin, cantante y músico católico, ha compuesto un CD de cinco canciones. El pasado 5 de junio, 170 niños, uno por cada año de este aniversario, pudieron escucharlo en París. Niños de Angers, el Neuilly, de París y del norte, viajaron a París para el acto.

Además, en el marco de los 850 años de la hermosa catedral de Notre Dame de París, los niños pudieron descubrir la capilla de Paul Chen, un joven misionero que de niño que pudo beneficiarse, cuando era niño, de las ayudas de los niños de Infancia Misionera. Los niños también tuvieron un encuentro con misioneros de Papúa-Nueva Guinea que les dieron su testimonio.

“Esta obra pontificia colabora para difundir en los niños la alegría y la importancia de ser misioneros. Son testigos de Jesús, allí donde estén. Descubren, rezan y comparten con los niños de otros lugares”, explica Mariette Levaye, responsable de Infancia Misionera en Francia. “Le pedí a Grégory Turpin realizar un CD de cantos misioneros. Es un cantante muy abierto, sus palabras y su música tienen un sentido misionero muy especial”, explica Mariette Levaye.

Aceptó, con Cécile Mouré, porque “la idea de evangelizar a los niños a través de los niños es hermosa”, dice. “Descubrir la realidad de los niños de otros países, es vivir su fe con el mismo Jesucristo de manera diferente, desde el punto de vista tanto cultural como social”. Se ha escrito una oración misionera especialmente para esta ocasión.

Desde hace ocho años, a través de sus canciones y su experiencia de animador pastoral Grégory Turpin recorre Francia y el mundo para “anunciar la misericordia de Dios”. En este CD de alabanza hay una canción dedicada a Santa Teresa de Lisieux, patrona de las Misiones. Las letras de las canciones están en lenguas diferentes para mostrar la universalidad de Santa Teresa y de la Iglesia, según contó el autor Grégory Turpin. Con este mismo espíritu también va dirigido a jóvenes de 18 a 35 años. Grégory Turpin participará en el al Festival de la juventud en Río durante la JMJ del 23 al 28 de julio 2013.

OMPRESS-FRANCIA (11-7-13)



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa