Internacional

16.000 árboles y una comunidad católica indígena de Filipinas

16.000 árboles y una comunidad católica indígena de Filipinas

Una comunidad indígena católica de la zona central de la isla de Luzón plantará en los próximos meses 16.000 plantones de frutales en una zona de unas 300 hectáreas. Colaborando con ellos está la Fundación de la Misión de Nuestra Señora de la Paz, cuya presidenta, la hermana Eva Fidela Maamo, ha explicado los detalles de este proyecto, en el que colaboran diversas instituciones de la Iglesia, además de esta fundación.

En régimen de arrendamiento durante los próximos 50 años, esta tierra de propiedad estatal en Subic, provincia de Zambales, proporcionará un modo de vida sostenible a más de 130 familias de la etnia aeta. Se plantará mango, café y cacao.

La Universidad Tecnológica RamonMagsaysay de Iba, Zambales, ha expresado su apoyo a este proyecto agrícola, y dará su ayuda para lograr una productividad óptima. Nestlé Filipinas, en un gesto de apoyo a esta comunidad aeta, ha asegurado a la Fundación que comprar los productos que se produzcan, especialmente café y cacao.

Junto a los frutales, los aetas podrán plantar también 300 hectáreas de árboles de coco. La Congregación de San Columbano y la administración filipina ya les han proporcionado cerca de un millar de plantas para este proyecto.

Esta comunidad de indígenas aetas se estableció en la zona gracias a la ayuda de la fundación, después de que la erupción del volcán Pinatubo, el 12 de junio de 1991, acabara con sus tierras. Se les proporcionó entonces comida, vestidos, medicinas y otros productos básicos.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email