Diócesis Iglesia en España

Breves declaraciones en “Día 7” de monseñor Juan Antonio Menéndez Fernández, obispo de Astorga

Breves declaraciones en “Día 7” de monseñor Juan Antonio Menéndez Fernández, obispo de Astorga

“…ME RESULTA MUY AGRADABLE SER OBISPO DE ASTORGA…”

    El pasado sábado, tomó posesión el nuevo Obispo de la Diócesis de Astorga, D. Juan Antonio Menéndez Fernández, quien ha hecho unas breves declaraciones a la Revista de la Diócesis “DIA 7”.

¿Qué sintió cuando el Nuncio le comunicó que Vd. había sido propuesto por el Santo Padre como Obispo de Astorga?

Te quedas un poco en blanco. Por una parte me alegré, porque Astorga es una Diócesis para mí no desconocida del todo ya que conozco a varias personas, sacerdotes de ella y también conozco el funcionamiento de la misma de los últimos veinte años durante el episcopado de D. Camilo. Es cierto que me apena mucho dejar Asturias ya que toda mi vida ha estado en el Principado: mi nacimiento, mi juventud, mi ministerio pastoral durante 35 años. pero estoy contento de venir a Astorga.

    – La diócesis de Astorga es, como Vd. sabe, eminentemente rural con cerca de 1000 parroquias y cada vez menos sacerdotes, ¿Cómo afronta su nuevo cargo como Obispo de Astorga?

– Me resulta muy agradable ser obispo de una Diócesis como la de Astorga principalmente rural ya que mis mejores años como sacerdote y en el desarrollo de mi en la zona rural y me he sentido muy pastor y muy cercano a la gente, de hecho conservo todavía muchas amistades de las parroquias de Cangas de Narcea y de Teverga, donde estuve desarrollando mi labor pastoral.

   –   ¿Por qué eligió como lema episcopal: SANCTIFICETUR NOMEN TUUM?

– siempre he tenido una gran devoción al Padre Nuestro. La frase concreta de: Santificado sea tu nombre” la he elegido por dos motivos. En primer lugar porque el cristiano tiene que tener claro en este mundo, y mucho más el obispo, que su meta es la santidad. Estamos aquí para ser santos, el Señor nos ayuda con su gracia, con su palabra, con los sacramentos… y en segundo lugar, dirigirnos al Padre con el deseo de que su nombre sea santificado nos impulsa a a la misión, desearíamos que todos los hombres descubrieran el verdadero Dios y que desde ese descubrimiento y conversión alabaran su santo nombre santificándole, dándole gracias, no solo en la oración, sino también en el amor fraterno.

    –   ¿Cómo ve el momento actual de la iglesia?

– No es un momento fácil, porque la descristianización es un hecho real. Habría que analizar las causas por las que hay este desafecto de tantas personas a la vida eclesial y evidentemente tenemos que afrontarlo con la ayuda de Dios y también sabiendo estar en estos momentos en aquellas corrientes de pensamiento, de actividad, etc que mueven los hilos de la sociedad, de la cultura, de la política… no solo los obispos sino TODA LA iglesia, especialmente los seglares.

                                Alfonso DEL RIO SANCHEZ

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email