Cultura Diócesis Iglesia en España Nacional

Modernización del Museo de las Peregrinaciones de Santiago

Modernización del Museo de las Peregrinaciones de Santiago

El Museo de las Peregrinaciones y de Santiago cuenta con 64 Años de antigüedad. Fue creado en  1951 por el estudioso y polígrafo Manuel Chamoso Lamas con la finalidad  de dar a conocer la historia de la ciudad  y el fenómeno de las peregrinaciones y los peregrinos que arribaban a Compostela. Cuatro largas décadas desde que abrió sus puertas el Museo pasó a ser de gestión estatal y gestión transferida a la Xunta de Galicia, potenciando todas sus salas y servicios.

Una modernización que ahora en los finales del año 2015 ha alcanzado sus máximas cotas Al dejar la antigua Casa Gótica y trasladarse a las dependencias del antiguo Banco de España en Santiago en la plaza de Platerías, una de las entradas a la Catedral. En sus instalaciones más quinientas piezas y exposiciones temporales.

Soportes modernos

Lo que se exponen, con importantes incorporaciones teniendo en cuenta las nuevas dependencias y el proyecto museográfico, se ofrece a los visitantes por medio de diversos soportes como son  textos, gráfico, audiovisual  e interactivo. Con ello se ha buscado que el objeto expositivo sea ameno, atrayente e interesante para el visitante que puede recorrer sus instalaciones sin barreas arquitectónicas.

Todo el engranaje está envuelto en una historia milenaria por medio de tres grandes áreas temáticas: la peregrinación como fenómeno universal; la peregrinación y el Camino de Santiago, y la ciudad de Santiago de Compostela. Se trata de un destacado relato histórico, una recopilación artística de gran valor y un importante bagaje cultural, todo ello fundamentado en las aportaciones hechas por el equipo técnico del museo.

La peregrinación

Se profundiza en las peregrinaciones, haciendo una extrapolación de gran calado en las relativas a las tres grandes rutas: Jerusalén, Roma y Santiago, ofreciendo una visión desde la óptica universal. De este modo la peregrinación se presenta desde los puntos de vista físico y espiritual. Las rutas y los santuarios disponen de un marcado reflejo en las salas, teniendo en cuenta los aspectos alegóricos.

La figura del Apóstol da pie de entrada a la zona en la que se presenta la peregrinación y el Camino de Santiago. La historia, la tradición y la leyenda tienen sus espacios reservados, teniendo como base los datos históricos y la evangelización en los tiempos.

El visitante se puede detener en el apartado destinado a la leyenda en los tiempos sobre  el traslado, descubrimiento e identificación del cuerpo  del apóstol. Todo ello siempre identificado con el camino de la peregrinación a través de la historia. Por ello se presentan rutas hispánicas y europeas que parten y llegan a Compostela. Con un detenimiento en las formaciones urbanas que van apareciendo en estas vías de peregrinaje.

Las formas de desplazamiento, las motivaciones, los envolventes con el peregrino, las crónicas literarias de los viajes, las recomendaciones y sugerencias y la aparición de las ordenes relacionadas con el mundo de la peregrinación, van tomando forma en  las salas donde se hace referencia el Códice Calixtino, como la gran guía del siglo XII.

No se han olvidado los rituales y signos que caracterizan a los peregrinos, como tampoco los escritos, la literatura y la música que hicieron camino durante los siglos. Un aspecto que también ocupa de forma profusa todo lo relativo  a la iconografía del apóstol con numerosas imágenes que se fueron adaptando con el paso de los tiempos, así como  el culto que se fue practicando, dentro del que cabe destacar lo relativo a los aspectos religiosos y de unidad política.

Santiago, la ciudad y el sepulcro

La última parte de la exposición se centra en lo relativo al nacimiento, crecimiento y desarrollo de la ciudad de Santiago de Compostela. Una urbe que fue creciendo en torno a la Catedral que ha sido su santo y seña con el paso de los siglos. Un conjunto de manifestaciones expositivas que se fueron  superponiendo unas y otras según el desarrollo y construcción, con los diferentes estilos, de la basílica que guarda los restos del discípulo de Jesús.

El peso religioso, social, cultural, económico, universitario, asistencial, sanitario  y político de Santiago de Compostela, queda reflejado en las distintas aportaciones que se presentas envarias salas para dar cuenta de estos aspectos que hicieron que la ciudad de Compostela llegase a ser, a finales del siglo pasado, la capital de Galicia.

El nuevo museo además de las salas de la exposición permanente, cuenta en el  sótano con  un salón de actos y una sala polivalente para exposiciones temporales, y en la parte superior, la tercer planta, se pondrá en marcha una cafetería  desde la que se podrán contemplar las torres de la Catedral en un espacio acristalado.

 

Javier García Sánchez

(Galicia)

 

 

El Museo de las Peregrinaciones y de Santiago cuenta con 64 Años de antigüedad. Fue creado en  1951 por el estudioso y polígrafo Manuel Chamoso Lamas con la finalidad  de dar a conocer la historia de la ciudad  y el fenómeno de las peregrinaciones y los peregrinos que arribaban a Compostela. Cuatro largas décadas desde que abrió sus puertas el Museo pasó a ser de gestión estatal y gestión transferida a la Xunta de Galicia, potenciando todas sus salas y servicios.

Una modernización que ahora en los finales del año 2015 ha alcanzado sus máximas cotas Al dejar la antigua Casa Gótica y trasladarse a las dependencias del antiguo Banco de España en Santiago en la plaza de Platerías, una de las entradas a la Catedral. En sus instalaciones más quinientas piezas y exposiciones temporales.

Soportes modernos

Lo que se exponen, con importantes incorporaciones teniendo en cuenta las nuevas dependencias y el proyecto museográfico, se ofrece a los visitantes por medio de diversos soportes como son  textos, gráfico, audiovisual  e interactivo. Con ello se ha buscado que el objeto expositivo sea ameno, atrayente e interesante para el visitante que puede recorrer sus instalaciones sin barreas arquitectónicas.

Todo el engranaje está envuelto en una historia milenaria por medio de tres grandes áreas temáticas: la peregrinación como fenómeno universal; la peregrinación y el Camino de Santiago, y la ciudad de Santiago de Compostela. Se trata de un destacado relato histórico, una recopilación artística de gran valor y un importante bagaje cultural, todo ello fundamentado en las aportaciones hechas por el equipo técnico del museo.

La peregrinación

Se profundiza en las peregrinaciones, haciendo una extrapolación de gran calado en las relativas a las tres grandes rutas: Jerusalén, Roma y Santiago, ofreciendo una visión desde la óptica universal. De este modo la peregrinación se presenta desde los puntos de vista físico y espiritual. Las rutas y los santuarios disponen de un marcado reflejo en las salas, teniendo en cuenta los aspectos alegóricos.

La figura del Apóstol da pie de entrada a la zona en la que se presenta la peregrinación y el Camino de Santiago. La historia, la tradición y la leyenda tienen sus espacios reservados, teniendo como base los datos históricos y la evangelización en los tiempos.

El visitante se puede detener en el apartado destinado a la leyenda en los tiempos sobre  el traslado, descubrimiento e identificación del cuerpo  del apóstol. Todo ello siempre identificado con el camino de la peregrinación a través de la historia. Por ello se presentan rutas hispánicas y europeas que parten y llegan a Compostela. Con un detenimiento en las formaciones urbanas que van apareciendo en estas vías de peregrinaje.

Las formas de desplazamiento, las motivaciones, los envolventes con el peregrino, las crónicas literarias de los viajes, las recomendaciones y sugerencias y la aparición de las ordenes relacionadas con el mundo de la peregrinación, van tomando forma en  las salas donde se hace referencia el Códice Calixtino, como la gran guía del siglo XII.

No se han olvidado los rituales y signos que caracterizan a los peregrinos, como tampoco los escritos, la literatura y la música que hicieron camino durante los siglos. Un aspecto que también ocupa de forma profusa todo lo relativo  a la iconografía del apóstol con numerosas imágenes que se fueron adaptando con el paso de los tiempos, así como  el culto que se fue practicando, dentro del que cabe destacar lo relativo a los aspectos religiosos y de unidad política.

Santiago, la ciudad y el sepulcro

La última parte de la exposición se centra en lo relativo al nacimiento, crecimiento y desarrollo de la ciudad de Santiago de Compostela. Una urbe que fue creciendo en torno a la Catedral que ha sido su santo y seña con el paso de los siglos. Un conjunto de manifestaciones expositivas que se fueron  superponiendo unas y otras según el desarrollo y construcción, con los diferentes estilos, de la basílica que guarda los restos del discípulo de Jesús.

El peso religioso, social, cultural, económico, universitario, asistencial, sanitario  y político de Santiago de Compostela, queda reflejado en las distintas aportaciones que se presentas envarias salas para dar cuenta de estos aspectos que hicieron que la ciudad de Compostela llegase a ser, a finales del siglo pasado, la capital de Galicia.

El nuevo museo además de las salas de la exposición permanente, cuenta en el  sótano con  un salón de actos y una sala polivalente para exposiciones temporales, y en la parte superior, la tercer planta, se pondrá en marcha una cafetería  desde la que se podrán contemplar las torres de la Catedral en un espacio acristalado.

Javier García Sánchez

(Galicia)

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email