Revista Ecclesia » Sigüenza-Gudalajara: día internacional del voluntariado
Iglesia en España

Sigüenza-Gudalajara: día internacional del voluntariado

VOLUNTARIOS QUE DEJAN HUELLA

Día 5 de diciembre, día internacional del voluntariado 

Es un motivo de alegría volver a celebrar un año más el 5 de diciembre, Día Internacional del Voluntariado, y que aunque sea una vez cada 365 días, se ponga de relieve la figura del voluntariado. Lo primero que viene a la mente, es comenzar con unas palabras de agradecimiento a todas las personas voluntarias, por lo que significan para esta Cáritas Diocesana de Sigüenza-Guadalajara y por el excelente servicio que de manera tan eficaz, cercana y generosa, ofrecen día a día a los más pobres de nuestra Diócesis.

Es un día para proclamar y celebrar que ser voluntarios de Cáritas es un regalo, porque tenemos la suerte de poner lo que somos y tenemos al servicio de los hermanos en situación de pobreza, aquellos que son desechados, ignorados y olvidados.

Gracias por no ceder a la rutina, por formaros y renovaros permanentemente en vuestro servicio y construir espacios de esperanza con todos aquellos que acompañáis. Gracias porque además de asistir a los pobres, trabajáis por la justicia y por trasformar las estructuras que generan la pobreza y la exclusión, por dejar vuestra huella en cada una de las palabras y acciones que ponéis en marcha.

Es una alegría tener ojos abiertos, en cada uno de los rincones de esta Diócesis de Sigüenza-Guadalajara, para ver el sufrimiento de los pobres, oídos atentos para escuchar su clamor y corazón sensible para conmovernos. Es una suerte contar con 759 personas voluntarias en nuestra Cáritas Diocesana que, a través de las comunidades parroquiales y los proyectos especializados, participan en esta misión tan hermosa que la Iglesia nos encomienda.

Las personas voluntarias son el gran activo que esta Institución tiene. Y por eso queremos en este día deciros GRACIAS, por vuestra disponibilidad, por vuestro esfuerzo, por vuestra sonrisa, por dar esperanza a tantos que la perdieron, como nos dice el Papa Francisco: “vosotros ayudáis a los demás a cambiar el curso de su propia vida. Sois la sal, la levadura y la luz”. ¡GRACIAS POR VUESTRO SER Y HACER!



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa