Portada » Firmas » Sobre el supuesto retraso histórico de la Iglesia – No retrasada sino en la avanzadilla por Jose Luis Restán, director editorial Cadena Cope en Páginas Digital
Firmas

Sobre el supuesto retraso histórico de la Iglesia – No retrasada sino en la avanzadilla por Jose Luis Restán, director editorial Cadena Cope en Páginas Digital

Camilo Ruini

Italia es así. Mientras la gran prensa transitaba una semana de vértigo centrada en la figura del Cardenal Martini y reavivaba la espiral de su real o supuesta incomodidad con varios aspectos de la vida eclesial hoy, una de las cabeceras históricas, el Corriere cella Sera, publicaba una interesantísima entrevista a otro purpurado protagonista de la reciente historia, Camilo Ruini. Y sin entrar en polémica frontal con Martini, aborda con claridad el asunto neurálgico de estos días: el supuesto retraso histórico de la Iglesia. O dicho en positivo, en qué consistirá siempre su genuina modernidad.

La entrevista la guía con mano maestra el periodista Aldo Cazzullo, nada clerical pero buen conocedor del mundo católico. Invita al cardenal a comentar el significado de la superación de la neoescolástica a lo que Ruini responde que se explica por la necesidad de iniciar un camino nuevo, un diálogo crítico con la cultura actual; esto no implica renunciar a la argumentación racional sobre los contenidos de la fe, pero acentúa la necesidad de que dicha argumentación se mida con las preguntas de cada época así como el carácter de adhesión libre propio de la fe cristiana.

En otro momento le plantea si la evolución de las ciencias, y en especial de la biotecnología, no hace aún más difícil el diálogo fe-razón que incansablemente auspicia Benedicto XVI. Según el cardenal Ruini las ciencias se hacen cada vez más conscientes de sus propios límites intrínsecos (siempre hay excepciones, como Hawkings, que esta semana insistía en que las leyes de la naturaleza pueden explicarlo todo) y plantean preguntas cada vez más radicales sobre el misterio del hombre y del universo. Por tanto, a su juicio los caminos de diálogo con la fe y con la filosofía se abren cada vez más.

Con estas respuestas Ruini ya está ilustrando el camino de la Iglesia de aquella mítica situación de inmovilismo y autodefensa de hace doscientos años y el momento actual, tras el evento conciliar y la guía de los papas Juan Pablo II y Benedicto XVI. Es el camino que describe magistralmente el Papa Ratzinger en su primer discurso a la Curia de diciembre de 2005 sobre la hermenéutica del Concilio. Pero Cazzullo no le ahorra la pregunta directa sobre la tesis de su hermano Carlo María. “Si no he polemizado con él en vida menos lo voy a hacer ahora”, contesta el que fuera durante años cabeza de la CEI, tras rendir un homenaje sin reservas a Martini. Pero en lo que se refiere al “retraso de 200 años” Ruini da la batalla.

Para ello distingue el retraso derivado de los límites y pecados de los hombres de Iglesia, de su falta de largueza de miras para entender los desafíos del tiempo y las oportunidades que en cada circunstancia se abren al Evangelio, de una necesaria distancia respecto a las realizaciones y culturas de cada tiempo histórico. Resuena aquí el conocido versículo de la Carta a los Romanos: “no os ajustéis a este mundo”. Esta distancia sí es necesaria, aclara Ruini, y siempre es “un reclamo a la conversión, no sólo de las personas sino de la cultura y de la historia”. La Iglesia tiene que dialogar con las culturas de cada tiempo y lugar, tiene que amar las preguntas y dolores de cada época. Pero también tiene que estar dispuesta a pagar el precio por el testimonio de su irreducible novedad.

Camilo Ruini piensa que en este sentido no puede sostenerse que la Iglesia se encuentre hoy “retrasada” sino que más bien se sitúa en avanzadilla, porque en la conversión que propone (en ese reclamo a la verdad del hombre y del mundo) está la clave de un futuro bueno. No puede decirse de manera más precisa y elegante. Creo que es una palabra clara y necesaria.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Sobre el supuesto retraso histórico de la Iglesia - No retrasada sino en la avanzadilla por Jose Luis Restán, director editorial Cadena Cope en Páginas Digital, 8.9 out of 10 based on 16 ratings
Print Friendly
Share

Sobre el autor José Luis Restán Martínez

José Luis Restán nació en Madrid en 1958. Es ingeniero de Caminos, pero abandonó pronto el ejercicio de esa profesión para poner en marcha la edición española de la revista 30 Giorni. Estudió periodismo en la Universidad de Navarra y desde 1990 trabaja en la Cadena COPE, donde ha sido redactor de los Servicios Informativos, director de Programas Socio-Religiosos, y ha presentado diversos programas, entre ellos La Linterna de la Iglesia. Actualmente es Director editorial y Adjunto al Presidente de la Cadena COPE, y dirige el programa El Espejo. Colabora habitualmente en las revistas Alfa y Omega y Mundo Cristiano, así como en el diario on-line Libertad Digital. Junto a un grupo de jóvenes periodistas, fundó en 1996 la revista Páginas para el mes.

José Luis Restán Martínez

José Luis Restán nació en Madrid en 1958. Es ingeniero de Caminos, pero abandonó pronto el ejercicio de esa profesión para poner en marcha la edición española de la revista 30 Giorni. Estudió periodismo en la Universidad de Navarra y desde 1990 trabaja en la Cadena COPE, donde ha sido redactor de los Servicios Informativos, director de Programas Socio-Religiosos, y ha presentado diversos programas, entre ellos La Linterna de la Iglesia. Actualmente es Director editorial y Adjunto al Presidente de la Cadena COPE, y dirige el programa El Espejo. Colabora habitualmente en las revistas Alfa y Omega y Mundo Cristiano, así como en el diario on-line Libertad Digital. Junto a un grupo de jóvenes periodistas, fundó en 1996 la revista Páginas para el mes.

2 comentarios

Haga clic aquí para publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

  • Personalmente, durante mi vida en italia, siempre me sentí más cercana al ccardenal Martini que al cardenal Ruini. hace un par de años escribí unas preguntas al cardenal martini en su rúbrica del Corriere della Sera acerca los problemas ligados al sexo según la moral católica , al problema de la pederastia y del celibato. Debo decir que acerca éste último problema último en su contestación sus tesis no diferían de las ya conocidas y oficiales de la Iglesia. Tuve el honor de ver publicados mi carta y su reflexión sobre éstos temas en su último libro IL COMUNE SENTIRE. Yo me considero una profunda admiradora del Cardenal Martini pero también de Benedicto XVI del que procuro leer sus libros llegando a la conclusión de que es mucho más innovador de cuanto parece.Sin embargo raramente me encontraba de acuerdo con el cardenal Ruini. Pero, bueno, sabemos que la Iglesiaes un archipiélago de diversas sensibilidades.

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...
  • Maravillosa presentación de la Iglesia profunda, la de siempre, la misma que sufre y ha sufrido por los hombres, tanto de dentro como de fuera de ella.

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Suscríbete gratis a nuestro boletín

Conforme a la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal 15/1999 de España