Portada » Cultura » La influencia de san Agustín en santa Teresa
Cultura Especiales Ecclesia Santa Teresa de Jesús

La influencia de san Agustín en santa Teresa

 La influencia de san Agustín en santa Teresa

Jose Luis Cencelo es Doctor en Filosofía. Profesor emérito del Centro Teológico San Agustín en el Centro Cultural Fray Luis de León en Guadarrama, Madrid.Es autor de un libro, publicado en la editorial Monte Carmelo con el título

 

o Influencia de san Agustín en santa Teresa.

Ofrecemos un trabajo de este utor dedicado a este mismo tema, y publicado en dos partes en una revista agustiniana. Así resume el propio autor su contenido:

El espíritu agustiniano y la lectura de las Confesiones de San Agustín influyeron, sin duda, en Santa Teresa suscitando poderosamente en ella dos de las llamadas ‘conversiones’ de la Santa. En el presente estudio intentamos esclarecer en qué sentido se puede hablar de influencia. Teresa ingresa como educanda interna seglar en el monasterio de las religiosas agustinas Ntra. Señora Santa María de Gracia, en Ávila.

Reside en él durante año y medio. Tenía entonces dieciséis años. Andaba con “niñerías nonada buenas” y había descuidado la religiosidad de la infancia. En aquel entorno agustiniano Teresa recupera su vida de piedad, pero no lo hace desde la espiritualidad agustiniana, sino desde ella misma y hacia la que ella siempre fue, animada, evidentemente, por el ejemplo de las religiosas.

En 1554, a los 39 años, conmocionada por una imagen del Cristo muy llagado lee, ocasionalmente, las Confesiones de San Agustín. La conmovieron hondamente y decide entregarse enteramente a Dios, aunque en aquel momento no lo consiguiera plenamente. Agustín fue un poderoso y eficaz estímulo que movilizó definitivamente la vida de Teresa, pero no in fluyó doctrinalmente en ella, ni siquiera en la búsqueda de Dios en el interior del hombre, tema crucial y esencial en ambos. Teresa no es discípula de Agustín.

Coinciden sorprendentemente en la utilización de la imagen para pasar a la visión directa de Dios. Agustín lo hace, con la ayuda sobrenatural, contemplando el ser del hombre como imagen viva de Dios que vive incesante e inconscientemente a Dios. Teresa, por su parte, a través principalmente de imágenes de escenas de la vida de Jesucristo, revividas en su interior como algo que está sucediendo actualmente al mismo Jesucristo, pasa, con la gracia divina, a la experiencia directa de Dios. Es lo que nos proponemos mostrar en este estudio

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email
Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies