Portada » Firmas » “El camino de la verdadera renovación”, por José Luis Restán
Firmas

“El camino de la verdadera renovación”, por José Luis Restán

“El camino de la verdadera renovación”, por José Luis Restán, director editorial de la Cadena COPE, en Páginas Digital (16-2-2017)

Artículo sobre el último libro de monseñor Jesús Sanz, al hilo de la entrevista que realiazó José Luis Restán en El Espejo

“Yo pertenezco a una orden que tiene ocho siglos de andadura, y siempre que vuelvo a Jesucristo lo hago desde la mirada de San Francisco, que no es decir poca cosa”. Jesús Sanz Montes es franciscano y arzobispo de Oviedo. Inmediatamente cita a Juan Pablo II para subrayar que “la Iglesia es una comunión de vocaciones”, una imagen ciertamente hermosa en la que sacerdocio, laicado y vida consagrada tejen la trama y el envés del cuerpo de la Iglesia. A estas alturas Monseñor Sanz ha probado sobradamente que es un hombre de gobierno, pero sobre todo un pastor, un testigo de Jesucristo que sabe que no puede permitirse el lujo de dar nada por supuesto, porque la relación con Jesús requiere “ser estrenada cada mañana”. También es un profundo teólogo, capaz de hablar en los moldes culturales de nuestro mundo de hoy sin perder la hondura de los antiguos maestros.

En una entrevista en mi programa El Espejo, en la cadena COPE, le he recordado la reciente intervención del papa en la que se refería a la situación de muchas congregaciones religiosas con la imagen de una “hemorragia”. Una imagen ciertamente dura, a la que Francisco no quiso poner paños calientes. Y le he preguntado al arzobispo de Oviedo, que acaba de publicar un libro sobre la renovación de la vida consagrada desde el Vaticano II a nuestros días (“La fidelidad creativa: Itinerario de renovación de la vida consagrada”, BAC), cómo ha resonado en sus oídos esa imagen y qué tipo de reclamo implica.

Jesús Sanz cree que esta metáfora nos obliga a tomar postura de modo inevitable. Una hemorragia, por seguir con la metáfora del papa, “indica que algo en mi cuerpo demanda atención… llega un momento en que por un accidente, o porque la vida no pasa en balde, tengo que tener una atención hacia mi cuerpo en el que existe una herida, algo que se ha podido lastimar… Mirar para otro lado, tener pereza, ignorar la hemorragia… no va a cortar el flujo de sangre”. Las palabras del papa constituyen un reclamo a que la vida consagrada se tome en serio a sí misma, con responsabilidad y gratitud, sin caer en la banalidad ni el pesimismo obsesivo. “Se trata de dejarnos cuidar por un Dios que nos acompaña a través de la Iglesia”.

Le pregunto a Mons. Sanz sobre el título principal de su libro, “La fidelidad creativa”, y le planteo si ambas palabras no entrañan una cierta contradicción, al menos a primera vista. Antes de explicar cómo se engarza ese binomio, recorre los últimos cincuenta años, un tiempo en que el inmenso universo de la vida consagrada ha sufrido y gozado muchos cambios, muchas luces y sombras de los que el libro intenta hacer un balance sereno.

Para ello identifica tres posiciones, a su juicio insatisfactorias. Una primera corresponde a quienes, inquietos ante el rumbo de los acontecimientos, han pretendido restaurar nostálgicamente un pasado que ya no podía volver; otros, descontentos porque estimaban que habría que haber “avanzado” más, han caído en lo que denomina “pretensión refundadora”; y hay una tercera postura que considera la más frecuente, que corresponde con quienes simplemente se han instalado cómodamente en una mediocridad estéril. Ninguna de estas posturas hace las cuentas con el desafío que hoy tiene planteada la vida consagrada, y ahí es donde entra el binomio acuñado por san Juan Pablo II: la fidelidad creativa, o una creatividad fiel, porque desde ambas vertientes debe ser contemplada para entender bien la imagen.

En el libro recién publicado, Jesús Sanz establece cinco nudos para describir el itinerario de renovación auspiciado por el Concilio. Cinco nudos bien enhebrados, ninguno de los cuales puede ser anulado o sustituido por preferencia personal, inercia o comodidad. Si faltara uno de ellos, la fidelidad creativa no tendría lugar. El primero es volver a Jesucristo, algo que puede parecer obvio, pero no puede darse por supuesto lo que debemos estrenar cada mañana: volver a Jesucristo y a su Evangelio. Volvemos a Jesucristo desde un carisma dado, acudimos a Él ensimismados como lo estuvo un fundador, con su misma mirada. Y lo hacemos realizando una adaptación requerida por el paso de la historia, que nos exige expresar la propia vida de una manera distinta, sin traicionar los orígenes. Ese camino de fidelidad y adaptación requiere por otra parte un discernimiento según el Espíritu Santo, que es propiamente la forma en que los cristianos hacemos actual el Evangelio eterno; y ese discernimiento habrá de hacerse con la compañía de la Iglesia, no sea que lo que creemos actualidad no sea otra cosa que un capricho o un oportunismo demagógico.

Un texto valiente y lleno de frescura, con profunda mirada histórica y sentido del presente, tan apacible en su tono como exigente en el fondo, que será útil para los consagrados y para todos los bautizados que deseamos vivir conscientes y alegres este tiempo que el Señor nos regala para acercarle a un mundo que tiene imperiosa necesidad de su abrazo.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
"El camino de la verdadera renovación”, por José Luis Restán, 9.5 out of 10 based on 2 ratings
Print Friendly, PDF & Email
Share

Sobre el autor José Luis Restán Martínez

José Luis Restán nació en Madrid en 1958. Es ingeniero de Caminos, pero abandonó pronto el ejercicio de esa profesión para poner en marcha la edición española de la revista 30 Giorni. Estudió periodismo en la Universidad de Navarra y desde 1990 trabaja en la Cadena COPE, donde ha sido redactor de los Servicios Informativos, director de Programas Socio-Religiosos, y ha presentado diversos programas, entre ellos La Linterna de la Iglesia. Actualmente es Director editorial y Adjunto al Presidente de la Cadena COPE, y dirige el programa El Espejo. Colabora habitualmente en las revistas Alfa y Omega y Mundo Cristiano, así como en el diario on-line Libertad Digital. Junto a un grupo de jóvenes periodistas, fundó en 1996 la revista Páginas para el mes.

José Luis Restán Martínez

José Luis Restán nació en Madrid en 1958. Es ingeniero de Caminos, pero abandonó pronto el ejercicio de esa profesión para poner en marcha la edición española de la revista 30 Giorni. Estudió periodismo en la Universidad de Navarra y desde 1990 trabaja en la Cadena COPE, donde ha sido redactor de los Servicios Informativos, director de Programas Socio-Religiosos, y ha presentado diversos programas, entre ellos La Linterna de la Iglesia. Actualmente es Director editorial y Adjunto al Presidente de la Cadena COPE, y dirige el programa El Espejo. Colabora habitualmente en las revistas Alfa y Omega y Mundo Cristiano, así como en el diario on-line Libertad Digital. Junto a un grupo de jóvenes periodistas, fundó en 1996 la revista Páginas para el mes.

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies